Cuando los tejanos se lesionan en accidentes automovilísticos, se lesionan en el trabajo o se convierten en víctimas de la negligencia de otra parte de otra forma o de otra manera, tienen el derecho legal de buscar un acuerdo por lesiones personales. Aunque un acuerdo nunca deshará por completo el daño causado, puede aliviar la carga financiera y emocional causada por el incidente.

¿Qué factores determinan el monto de un acuerdo por daños personales?

Tiene sentido que la cantidad que pueda obtener de un reclamo por lesiones personales dependa de sus pérdidas económicas, tanto pasadas como proyectadas, pero también está influenciada por factores no económicos como el dolor y el sufrimiento, que pueden ser más difíciles de cuantificar. Sin embargo, un abogado con experiencia en lesiones personales puede ayudarle a calcular una estimación que incluya sus pérdidas económicas y no económicas y luchará para que la parte responsable rinda cuentas.

Los factores que podrían determinar su acuerdo por lesiones personales serán exclusivos de su caso, pero aquí hay algunos elementos que pueden tenerse en cuenta.

Gastos médicos pasados y futuros

Cuanto más graves sean sus lesiones, más atención médica necesitará y su tiempo de recuperación se prolongará. Por lo general, esto garantiza un monto de liquidación más alto que los accidentes en los que las lesiones son menores.

Su incidente puede requerir una visita a la sala de emergencias, citas con el médico y el especialista, pruebas de diagnóstico, medicamentos, fisioterapia, cirugías y manejo del dolor crónico. Si sus proveedores médicos creen que necesita un tratamiento a largo plazo, los costos proyectados se incluirán en el monto de su liquidación.

Los gastos médicos deben calificar como razonables y necesarios, lo que significa que el costo del tratamiento está justificado, las lesiones que se tratan fueron causadas por el accidente y un profesional médico puede dar fe de su necesidad de esos tratamientos.

Pérdida de ingreso

También es posible que pueda recuperar los salarios del período de tiempo que se vio obligado a faltar al trabajo o utilizar el PTO mientras se recuperaba de sus lesiones. Si la lesión ha afectado permanentemente su potencial de ingresos al prohibirle que busque su sustento, eso también se tendrá en cuenta en el monto de su liquidación.

Dolor y sufrimiento

Puede ser difícil asignar una cantidad en dólares a la angustia emocional, mental y física, pero los acuerdos por lesiones personales a menudo incluyen daños por dolor y sufrimiento. Un método común utilizado para calcular el dolor y el sufrimiento es multiplicar la suma de todos los gastos económicos por un número entre uno y cinco, pero esto es muy específico para los hechos de cada caso.

Costos funerarios

Si perdió a un ser querido debido a la negligencia de otra persona, el monto de su acuerdo por muerte por negligencia incluirá costos tales como servicios funerarios y tarifas de sucesión. También es posible que pueda recuperar los gastos médicos, la pérdida de ingresos y la pérdida del consorcio, según su relación con el fallecido.

¿Qué factores pueden ayudar u obstaculizar su acuerdo?

Ciertos factores que afectan el monto de su liquidación pueden estar fuera de su control. Por ejemplo, si se lesionó en el trabajo y su patrón tiene un seguro de compensación para trabajadores, es posible que se le prohíba presentar una reclamación contra su patrón, pero en su lugar tendrá que presentar una reclamación por daños y perjuicios contra un tercero.

Dicho esto, algunos factores están bajo su control. Después de su accidente, puede tomar medidas de inmediato que podrían reforzar su caso y maximizar el monto de su liquidación. Si se lesionó en el trabajo, notifique de inmediato a su patrón sobre la lesión a través de los canales adecuados. En Texas, tiene 30 días para notificar a su patrón sobre una lesión sufrida en el trabajo, pero esperar le dará a su aseguradora más espacio para cuestionar la gravedad y la naturaleza de su lesión.

Asimismo, debe buscar atención médica profesional inmediata para documentar sus lesiones. Incluso si sus lesiones parecen leves, el paso inicial de buscar la opinión de un profesional de la salud puede ser fundamental para su caso. Si no lo hace de inmediato, la aseguradora o el representante de la parte responsable puede intentar disminuir su lesión, argumentando que no resultó lo suficientemente herido como para necesitar atención médica inmediata y, por lo tanto, no merece una compensación.

Por último, es importante contratar los servicios de un abogado de inmediato. Gran parte de la evidencia en un caso de lesiones personales es urgente, y cuanto antes un abogado pueda investigar el lugar del incidente, leer los informes de la policía o del patrón y hablar con testigos, más sólido será su caso. Nunca es un mal momento para ponerse en contacto con un abogado de lesiones personales después de haber sido herido, pero cuanto antes, siempre es mejor.

¿Cómo puede ayudar Johnson García?

Cada caso de lesiones personales es diferente; los detalles de su caso determinarán en última instancia el monto de su liquidación. Deberá hablar con un abogado para determinar una estimación precisa del pago del acuerdo. Y, por supuesto, algunos casos no se resuelven, así que asegúrese de encontrar un abogado de lesiones personales que lleve su caso a los tribunales si es necesario.

Los abogados de lesiones personales de Johnson García trabajan con honorarios de contingencia, lo que significa que no cobramos honorarios hasta que hayamos asegurado un acuerdo para usted, llevando la pelea a los tribunales si surge la necesidad.

Si ha sufrido una lesión grave, merece una representación sería. Programe una evaluación gratuita de su caso en línea, y nuestros abogados experimentados y comprensivos revisarán su caso para determinar una cantidad justa y razonable de liquidación por lesiones personales.