La compra de un vehículo nuevo, como nuevo o usado es una experiencia que requiere que los consumidores confíen en los fabricantes de automóviles, hasta que el coche no funcione como debería y cause un accidente peligroso.

Imagínate conduciendo felizmente fuera del concesionario en un coche nuevo cuando de repente la bolsa de aire se despliega, causando un accidente de coche que te lleva al hospital con heridas graves.

En este punto, devolver el coche, gastar incontables dólares en reparaciones o enfrentarse a una gran empresa y a su equipo de abogados por cuenta propia para demostrar que son culpables del defecto de fabricación parece ser imposible.

Si usted o un ser querido estuvo involucrado en un accidente de coche debido a un vehículo con partes defectuosas, no pase por la prueba solo; póngase en contacto con los duros abogados de accidentes de auto de Houston en Johnson García LLP/El Gringo Y El Mexicano para luchar a su lado contra la empresa que fabricó su coche.

La seguridad vehicular es prioritaria y estos defectos de autos son graves

Después de mucho retraso, Hyundai y Kia retiraron recientemente 295.000 coches, debido a la posibilidad de que los motores se estancaran o se incendiaran. 

La Associated Press informó que la NHTSA multó a estos conocidos fabricantes de automóviles porque se atrasaron el retiro de más de 1 millón de motores defectuosos.

Según el Administrador Adjunto de la NHTSA, “La seguridad es la principal prioridad de la NHTSA. Es crítico que los fabricantes reconozcan apropiadamente la urgencia de sus responsabilidades al retirar éstos automóviles defectuosos por seguridad”.

Es responsabilidad de estos fabricantes de coches arreglar los errores de los vehículos antes de que causen daños. Como resultado, la Administración Nacional de Seguridad en las Carreteras ordenó a Kia y Hyundai pagar un total de 210 millones de dólares en multas relacionadas con las retiradas del mercado debido a los motores defectuosos.

Causas de accidentes causados por autos con defectos
Auto con piezas con defectos que pueden causar accidentes.
Los autos son máquinas complejas con miles de piezas móviles, cualquiera de las cuales puede tener defectos y provocar un accidente de auto grave.

El vehículo promedio pesa aproximadamente 4.094 libras o 1857.01 kilogramos con miles de piezas móviles, partes y artilugios. Muchas veces, estas piezas no funcionan tan bien como deberían debido a defectos del fabricante.

Los errores de los fabricantes de coches consisten en piezas y diseños de coches mal hechos, malos o de calidad inferior. Cuando cualquiera de los dos causa lesiones, la víctima tiene derecho a presentar una demanda por lesiones personales o muerte por negligencia en virtud de las leyes de responsabilidad de productos de Texas.

Algunas de las principales razones de accidentes de autos con defectos que se han cobrado la vida de miles de tejanos incluyen:

  • Defectos en las bolsas de aire 
  • Neumáticos defectuosos
  • Motores defectuosos
  • Cierre de puerta defectuoso
  • Fallo en el cinturón de seguridad 
  • Asientos de coche defectuosos
¿Quién es responsable de estos defectos del auto?

Cuando un fallo del vehículo causa un accidente de coche, varias partes pueden ser consideradas responsables, pero usted, como víctima, no debe asumir la responsabilidad por el defecto del auto.

Cuando un caso de responsabilidad del producto junto con un caso de accidente automovilístico es manejado por un abogado con experiencia en accidentes de autos en Houston, varias partes son llevadas al caso. 

Los vehículos son construidos por varias compañías, diseñadores y fabricantes que crean cada parte móvil. Por esta razón, una víctima de un accidente puede recuperar una cantidad sustancial de compensación de las siguientes entidades:

  • Fabricante de vehículos
  • Fabricante de piezas
  • Taller de reparación de vehículos
  • El mayorista
  • Consorcio de vehículos 

Con todas estas posibilidades sobre la mesa, es importante ponerse en contacto con un abogado de accidentes de autos en Houston inmediatamente para ayudarle a decidir a quién demandar.

Usar la ley de Texas para probar defectos en autos

Si bien la seguridad de los vehículos es un tema de preocupación en los Estados Unidos, los fabricantes de automóviles tienen el deber al público de crear un producto seguro y confiable. 

La ley de responsabilidad de productos de Texas permite a las personas tomar medidas legales contra los diseñadores y fabricantes de automóviles cuando los productos que crean causan daño a otros. 

Específicamente, el Código de Prácticas y Recursos Civiles de Texas, capítulo 82, sección 82.005, ofrece dos maneras de hacer responsable a un fabricante de automóviles de una reclamación de responsabilidad por un defecto de diseño que causó un accidente de coche:

  1. En primer lugar, debe demostrarse que un defecto de diseño causó el accidente; 
  2. En segundo lugar, debe demostrarse que un diseño alternativo más seguro podría haber evitado el accidente. 

Cuando un demandante (usted, como la persona que presenta la demanda) prueba que el defecto de diseño es la causa del accidente y que un diseño más seguro pudiese haberlo evitado, está en el camino de lograr la recuperación total de sus daños. 

Tenga en cuenta que Texas basa los montos de recuperación de demandas en el porcentaje de culpa. Este cálculo de recuperación se conoce en el mundo legal como teoría de negligencia comparativa. 

La ley de responsabilidad proporcional de Texas establece que un demandante (de nuevo, usted) solo puede recuperar la compensación si es responsable de menos del 50% de sus lesiones.

Las defensas que el fabricante puede utilizar contra su reclamo

Presentar cualquier demanda ante un tribunal requiere tiempo y dinero, pero los casos de responsabilidad por productos defectuosos pueden resultar rápidamente costosos para el fabricante de automóviles y sus codemandados.

Es importante que usted, como demandante, tenga un caso sólido, porque los demandados del fabricante harán que su prioridad sea culparlo a usted. 

Cuando se les dé la oportunidad, estos demandados fabricantes insistirán en que usted, como demandante, cambió o alteró su producto, y reclamarán que esta supuesta alteración fue la causa de su accidente de coche y de sus lesiones.

Aquí es donde los bien versados abogados de accidentes de Houston proporcionan una valiosa experiencia en ayudar a las víctimas de accidentes de fabricación de automóviles como usted, establecer una conexión entre las empresas que diseñaron las partes del vehículo y el producto final defectuoso.

Llame a nuestros abogados sí está involucrado en un accidente causado por defectos del auto

No pelee con los fabricantes de coches y las compañías de seguros sin la representación legal adecuada en el Estado de Texas.

Con su experiencia previa como abogados de seguros corporativos para algunas de las mayores compañías de ahí fuera, Johnson García LLP/El Gringo Y El Mexicano está bien armado con conocimientos internos sobre cómo combatir mejor a estas grandes compañías fabricantes. 

Contacte a los abogados de accidentes de auto en Houston  de Johnson García LLP/El Gringo Y El Mexicano  para una consulta gratis 24/7 al (832) 479-2562 y no pague nada a menos que ganemos su caso.